Follow by Email

viernes, 16 de marzo de 2012

NO ME ALCANZA EL AMOR DE UNA SOLA MUJER

En las últimas semanas me tocó trabajar con dureza y no pude escribir la Entrada correspondiente al mes de marzo. Para llenar ese vacío transcribo una carta de desamor de mi amigo, el Rejugao, y unas explicaciones que él hace acerca de su fantástica obra EL TESORO DE DOSBOKAS.
Y, a mediados de abril, no se pierdan el tratado acerca del Desempleo, que voy a publicar en la Entrada de ese mes.




 Carta de despedida de amor del Rejugao de Dosbokas




Ex querida María Espejo:

Tal como me lo escribiste, reconozco que eres hermosa y que tienes de sobra con qué hacer feliz a un hombre, pero no es como tú dices que nunca he querido a nadie y que soy un fracasado sentimental. Al contrario; además de a ti, he tenido y he querido a numerosas hembras, pero no logré ser feliz contigo ni con ninguna de ellas, porque soy mujeriego y no me alcanza el amor de una sola mujer.
Y nadie tiene la culpa de mi desdicha, sino que las cosas que me complacen de mis chicas están repartidas, o sea que lo que me satisface de las hembras está por partes entre numerosas mujeres. Así, pues, me encantó la dulzura de la voz de Fernanda, la sonrisa de Juliana, el cabello rubio de Marcela, la cara linda de Ana Inés, las tetas de Mercedes, el cuerpazo de Denis, los ojos de Paola, la dentadura de Liliana, la estatura de Rocío, las piernas de Teresa, la cintura de Sabina. Y de compañera me gustó Emilita, pero en la cama el primer puesto es para la tremenda tumba catre Alba Lucía. Con Ibis pasé fácil las dificultades y fue la mejor en el trabajo; Andrea me convenció por ser la menos exigente; Karina tuvo el mejor ambiente en mis parrandas y fue la más complaciente. Alicia me trató con los mejores sentimientos; Claudia con la mejor actitud.
Es cierto que eres una hembrota, pero en algunas cosas no llenas mis exigencias para casarme contigo, y no puedo seguir siendo tu amante porque eres celosa; te ruego que me dejes en paz. Si hubiera podido quitarles los detalles que me gustaron de esas mujeres, con ellos quizá te hubiera arreglado a mi gusto, y ahora, en vez de despedirte y rogarte que me dejes en paz, serías la  mujer de mis sueños y en vez de María fueras Perfecta.

Ate.
Ex tuyo, El Rejugao.

Con María Espejo, desde que pasó lo esencial, las cosas nunca anduvieron bien porque ella es intensa. Todo el día me llamaba al fijo de mi oficina, al de mi apartamento, a mis cuatro celulares; me enviaba mensajes a mis seis direcciones de correo, la veía en messiger, en facebook, en twitter, y cuando le fallaban todos los medios de comunicación me buscaba por todas partes. Le envié esa carta porque creo que en las cosas sentimentales, aunque resulte doloroso, decir la verdad también es amor.
Pero, infortunadamente, mi problema con mujeres 'chicle' o pegajosas es frecuente. Y quizá la causa del problema se deba a que en mi cuerpo cargo tres espíritus y puede ser que por eso genero demasiada energía 'sentimental' y con ella magnetizo a las mujeres.
El asunto de tener tres espíritus empezó cuando yo era niño y me hice amigo de dos espíritus que penaban y cuidaban un tesoro que en vida habían enterrado cerca a la humilde casa de mi abuelo. Varios siglos antes, los dos espíritus habían sido dos sacerdotes, uno nativo del Sinú y el otro romano, muy sabios y adictos al sexo. Yo vivía en la casa de mi abuelo, y una tarde, casi de noche, los dos espíritus se me aparecieron en una quebrada llena de selva, que estaba cerca de la casa. Casi enseguida me hice amigo de ellos y poco después les permití que entraran a mi cuerpo y usaran mis sentidos. Y así ellos  reencarnaban y veían el mundo actual, y yo, poco a poco, me convertí en un ser humano con tres espíritus, adicto al sexo y de buena para conquistar mujeres.
Toda esa historia, que hace un recorrido por más de cuatro siglos y que incluye misterios, fantasmas, viajes al pasado, sacerdotes, miseria, tesoros, romances, aventuras y muchas picardías, la cuento en el libro EL TESORO DE DOSBOKAS. Si quieren saberla, este libro solo vale el equivalente de 6,50 dólares americanos y lo pueden comprar en el enlace http://www.amazon.com/dp/B007CP8I3M 
Si les ha parecido interesante lo que han leído hasta esta parte, es seguro que EL TESORO DE DOSBOKAS los va a poner a pensar en muchas cosas que nunca se imaginaron y que no se sentirán tumbados por comprarlo ni que han perdido el tiempo leyéndolo.
De todas maneras les doy las gracias y les invito a que se hagan seguidores de este blog. Dentro de poco se publicará El Reportaje del Extraterrestre, una entrevista en la que no quedó títere con cabeza.
Disculpen el no haberme presentado al comienzo: Mi nombre es: El Rejugao de Dosbokas.  



5 comentarios:

  1. Yo pienso que a todos nos pasa por igual.. hombres y mujeres amamos cierta característica de cada persona que se cruza en nuestras vidas y yo creo que ni armando un híbrido con todas las partes de cada uno y una tampoco lograríamos sentirnos satisfechos porque esto no es cuestión de machismo o ser una cualquiera, todo se reduce a que la naturaleza humana es así... la religión le ha vendido a la humanidad un concepto errado con respecto a la sexualidad y las relaciones "humanas"... si no cambiamos el lente estamos jodidos, yo creo que los humanos no estamos hechos para la monogamia en el sentido literal de la palabra aplicada a la religión... todos y todas miramos y nos gusta la mirada de juan, los brazos de pablo, la sonrisa de daniel etc etc etc.....

    ResponderEliminar
  2. En vez de echar tanta carreta le recomiendo un libro que se llama Las mujeres que aman demasiado. Ud busca a esas mujeres llamas "pegajosas". Su patología se llama codependencia, más exactamente "perseguidor-perseguido". Ud tiene problemas emocionales que vienen del hogar disfuncional en el que creció. Seguramente tuvo una madre controladora y "pegajosa" y un papá distante y poco emocional, machista y evasor de sus emociones. Ud intenta copiar una vez tras otra éste patrón y por eso solamente le pone atención a mujeres dependientes e inseguras, mientras justifica la infidelidad en su pobreza emocional y en su miedo a la intimidad. Sin embargo no es el único. En países tan machistas como Colombia donde faltan hombres de verdad y mujeres fuertes, casi todo el mundo está acostumbrado a estas relaciones tan malsanas, llenas de raíces podridas, podridas desde la infancia. Por eso es un país enfermo donde nunca habrá paz pq para la gente lo normal es relacionarse a través del sufrimiento, la mentira y la adicción. Creo que ud debería dejar sus prejuicios, tratar de leer un poco sobre pq ud es así y sobre pq le gustan las mujeres adictas a las malas relaciones, llenas de inseguridades y miedos. Cuando contraste sus ideas fijas tal vez se de cuenta de que ud tmb tiene muchos problemas y no es el perfecto tumba locas que se cree muy valiente regando sus patéticos estereotipos en los comentarios de El Tiempo. Quizás sea todo lo contrario, un perdedor engañado en sus ínfulas, que no es capaz de estar con una mujer de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me le quito el sombrero... excelente respuesta ;)

      Eliminar
  3. holi solo pasaba por aqui ..... feliz dia :) :) nombre muy original

    ResponderEliminar
  4. me gusta el tema ... muy interesante

    ResponderEliminar