Follow by Email

martes, 15 de abril de 2014

LA REFORMA DEL SOFTWARE DE LOS IDIOMAS

Comparando los idiomas con los computadores, esta Entrada es una propuesta para tecnificar los alfabetos (El software de la escritura) y acabar con el martirizante uso de ortografía.

Para empezar este interesante tema, digamos que los alfabetos son viejas aplicaciones de letras, en cierta forma parecidas a los programas de los computadores, y que el Alfabeto Español, igual que casi todos los similares del Mundo, cuando fue elaborado, quizá por conveniencias y alabancias de estirpe de sus compositores, quedó mal hecho y aún sigue defectuoso. Y podemos admitir que este abecedario es como un programa de glifos, pero, en resumen, hay que reconocer que es un alfabeto mal elaborado y con aplicaciones inadecuadas que generan innumerables complicaciones causantes de dificultades en la escritura, el aprendizaje y en el manejo del Idioma Español. 

Y, para salir del rezago en el que siempre ha estado este idioma, supongamos que los herederos del lenguaje español, en un acto jamas visto, para modernizar la escritura del idioma acordaron y decidieron poner a prueba la fórmula sugerida por un autodidacta, con la que es de esperar que este software de letras sea el primero en funcionar técnicamente y, con ese arreglo, el Idioma Español supere la versatilidad y el uso comercial del inglés, que es el idioma universalmente preferido.

Reforma del Abecedario 

Igual a todas las que existen, esta aplicación de letras es sumamente vieja y hace parte de las pocas que tienen mas de 500 millones de usuarios. Su grupo está integrado por 27 glifos distintos, con los que se componen 30 letras, pero, con la reforma, salen 8 letras (C,H,LL,Q,V,W,X,Z) y las funcionarias activas se reducen a 22. En este reordenamiento, a varias de las letras principales se les corrige uso y/o sonido; 9 (A,E,I,O,U,CH,D,P,T) siguen intactas; 10 (F,G,J,L,M,N,Ñ,R,RR,S) cambiarán de nombre; 2 (B,K) aumentan sus funciones; 1 (Y) deja de ser mutante y se convierte en consonante. Nota completa de la RAE

Vale señalar que la aplicación antigua está tan mal hecha que ni siquiera hay forma de que cuadren las cuentas que se hacen del número de glifos que la integran. Por una parte se dice que son 29 letras pero, al contarlas, son 30. Y por otra parte se dice que, entre vocales y consonantes, son 27 signos más 5 dígrafos, lo que al sumarse daría 32 funcionarias. En esta reforma, como ya se dijo, del alfabeto español normal se separan 8 letras y el Método Práktiko queda con 22 funcionarias principales, de las que 5 son vocales, 17 son consonantes y 2 de estas (CH,RR) son dígrafos, y todas se usan en mayúscula y en minúscula. La lista de los nombres de las funcionarias que quedan es la siguiente: 

Glifos      Nombre.     Modo funcional
A-a.        A-a.        Vocal.
B-b.        Be- be.     Consonante.
Ch-ch.      Che-che.    Consonante.
D-d.        De-de.      Consonante.
E-e.        E-e.        Vocal.
F-f.        Fe-fe.      Consonante. (se llamaba efe)
G-g.        Gue-gue.    Consonante. (se llamaba je)
I-i.        I-i.        Vocal.
J-j.        Ja-ja.      Consonante. (se llamaba jota).
K-k.        Ka-ka.      Consonante. (de casi inactiva pasa a ser principal).
L-l.        Le-le.      Consonante, (se llamaba ele).
M-m.        Me-me.      Consonante. (se llamaba eme).
N-n.        Ne-ne.      Consonante. (se llamaba ene).
Ñ-ñ.        Ñe-ñe.      Consonante. (se llamaba eñe).
O-o.        O-o.        Vocal. 
P-p.        P-p.        Consonante.
R-r.        Re-re.      Consonante. (se llamaba ere).
RR-rr.      RRe-rre.    Consonante. (se llamaba erre).
S-s.        Sa-sa       Consonante. (se llamaba ese).
T-t.        Te-te.      Consonante.
U-u.        U-u.        Vocal.
Y-y.        Ye- ye.     Consonante. (pierde el uso de vocal).

Como ya se anotó, de las funcionarias antiguas salen 8, pero éstas no se retiran, sino que con los mismos nombres, mientras sea necesario, pasan a ser signos numéricos o glifos de poco uso, utilizados para escribir nombres propios y para usos en palabras extranjeras, números romanos, etc., como, por ejemplo: siglo XV, salmo XX; la marca estadounidense "Chevrolet", o la alemana V.M.W., etc. Las que pasan a ese estado son: C,H,LL,Q,V,W,X,Z, y cabe señalar que los glifos C,H, conforman el dígrafo CH (che) que hace parte de las 17 consonantes del MÉTODO PRÁKTIKO DE ALFABETO.

Las 5 vocales (A,E,I,O,U; a,e,i,o,u) siguen con los mismos nombres y con igual uso y sonido, siendo de aclarar que la 'i' asume las funciones de vocal de la Y. Se escribe, por ejemplo, eya i yo (ella y yo). Lo mismo ocurre con las 4 consonantes CH, D, P,T; aunque la CH difiere en mayúscula (CH), ya que los 2 glifos deben escribirse en mayúscula y no uno como de costumbre.

Para vincular los nombres de las funcionarias con el sonido que producen, cambian de nombre los glifos: F,G,J,L,M,N,Ñ,R,RR,S; y con ello cada letra consonante queda generando una mezcla exclusiva de nombre y sonido, con sentido lógico, fórmula que facilita la enseñanza, el aprendizaje y el manejo de la escritura y de la lectura, ya que con esta técnica es predecible o lógicamente entendible el sonido que cada consonante produce con cada una de las vocales. Obsérvese que la J (ja) con la a dice ja, con la e dice je, con la i dice ji etc., y la G (gue) con la a dice ga, con la e dice ge (gue), con la i dice gi (gui), etc., y con esa alianza de nombre y sonido funcionan todas las letras consonantes, modo que, como ya se dijo, hace fácil aprender el manejo tanto de la escritura como de la lectura.

Las funcionarias B,Y,K no cambian de nombre pero, en su uso, sí hay modificaciones. La B no cambia de nombre ni de sonido, la variación consiste en que asume en su totalidad las funciones de la relegada V; la Y (ye) tampoco cambia de nombre, pero pierde el uso de vocal y pasa a ser netamente consonante. Reemplaza a la excluida LL; y la K no cambia de nombre ni de sonido, la diferencia es que deja de ser un glifo casi inactivo y se convierte en una funcionaria dinámica que asume las funciones de la desactivada Q y gran parte de las que prestaban las también desactivadas C y X.

A continuación, se hace una explicación del modo de uso de los glifos y de las causas de esta reforma, advirtiendo que la pronunciación de los idiomas es variable; por ejemplo, aunque no tienen academia que los rija, es diferente la pronunciación del inglés estadounidense al que se habla en Inglaterra; y la pronunciación y el manejo del portugués de Brasil son tan distintos al de Portugal, que los dos países tienen academias idiomáticas diferentes; y el español americano es pronunciado muy distinto al que se habla en España. Para dar un ejemplo, digamos que un colombiano explica: "Esa mujer es casada"; y de un español oiríamos: "essa mujer ess cassada", o sea que la S en el español de España tiene el sonido que en América le damos en la palabra 'sapo'. Sin embargo, aunque en los idiomas hay numerosas diferencias de pronunciación, fácilmente nos entendemos entre los diversos grupos idiomáticos de cada lenguaje. 

Estas son las explicaciones:

Para mejorar los ejercicios e irnos familiarizando con este alfabeto, de aquí en adelante los ejemplos que se hagan serán escritos con el Método Práktiko de Alfabeto que es el nombre de este abecedario. 

Debido a que no hay cambio en las vocales, para ir en orden alfabético se empieza la explicación con el glifo B-b, la funcionaria que, como ya se dijo, asume las funciones de la ya  anulada V. Su modo de uso, por ejemplo, es así: 'Desde ke bino el berano bibo en un barrio ke es besino de una bereda de bendedores de ganado, por el ke barias beses al día, por su bía prinsipal, los bakeros pasan arriando unas bakas biejas ke ban bramando i komiendo ojas de berdolaga'.

El glifo CH-ch funciona así: 'El señor CHabes, desde ke yegó de CHina, sufre de muchos achakes. A toda ora dise chocherías i nunka rrekuerda dónde deja su chekera'.
El glifo D-d, no asume cambio.
El glifo F-f (fe) sólo cambia de nombre.
El glifo G-g (gue) cambia de nombre y, para igualarle el tono con las 5 vocales, se le corrige el sonido que en el Alfabeto Español genera con las vocales E-e, I-i; funciona así: 'Gabriel, un antiguo gerrero (guerrero) ke aora bende gindas de gineos i girnaldas (guindas de guineos y guirnaldas), mató una sigueña (sigüeña) i se la komió gisada (guisada)'. Con esta corrección, la funcionaria G (gue) deja de involucrarse en el sonido de la J-j (ja); en vez de 'gente' se escribe 'jente' (al escribir 'gente' se lee guente y no jente), y en vez de 'rugir' se escribe 'rrujir'. Ademas, la vocal U-u, después de la consonante G-g (gue) nunca pierde el sonido (ga,ge,gi,go,gu tienen una misma secuencia: entiéndase las sílabas anteriores como: ga, gue, gui, go, gu) y, por eso, la diéresis queda sin uso. Ejemplo deletreado por sílabas: si-gu-e-ña; a-gu-e-ro; se-ge-ra; á-gi-la; gi-ne-o (sigüeña, agüero, ceguera, águila, guineo).

El glifo J-j (ja) cambia de nombre y, además, asume las funciones silábicas de la consonante G-g (gue) con las vocales E-e, I-i (gi, ge); por ejemplo, en los verbos coger, surgir y en palabras como urgencia, gente, gerente (kojer, surjir, urjencia, jente, jerente) etc. Funciona así: 'El jeneral Jorje Arjemiro Jaramiyo, para ke no nos tengamos ke aflijir, tiene una ajensia de jiros a la ke akude la jente kuando ai una urjensia i no puede rrekojer o enbiar un jiro'.

El glifo K-k deja de ser una funcionaria casi inactiva y se convierte en una de las mas dinámicas del alfabeto. Asume las funciones de la inactiva Q-q (las sílabas que, qui, se escriben ke, ki) y gran parte de las que hacían las también relegadas C-c, X-x. Su función es así: 'Kamilo, kon el jiro ke akaba de kojer, kiere komprar un karro ke, aunke le isieron kreer ke fue kromado, está kasi akabado. Kon la eksepsión de la kaja de kambios, ke está en ekselente estado mekániko, ese beíkulo es pura chatarra. No le funsiona la direksión, las kuatro yantas tienen komo kuarenta klabos; disen ke, ase poko, Kamilo rresibió fuertes golpes praktikando bokseo i kisá kedó loko. Kreo ke a este bokseador le saldría mas ekonómiko kojer taksi, ke komprar ese karro'.

  • El glifo L-l (le) lo único que cambia es el nombre.
  • El glifo M-m (me) lo único que cambia es el nombre.
  • El glifo N-n (ne) lo único que cambia es el nombre.
  • El glifo Ñ-ñ (ñe) lo único que cambia es el nombre.
  • El glifo P-p (pe) no asume cambio.
  • El glifo R-r (re) cambia de nombre y nunca funciona como RR (rre).

El glifo RR-rr (rre) es un dígrafo y cambia de nombre. Además, en este Método ambos glifos se escriben en mayúscula o en minúscula, según el caso, y de igual forma es aplicada en el inicio de palabras y después de consonante. Además del uso normal, funciona así: 'El biejo RRikardo Manrrike, alias el 'Perro RRichar', en una de sus borracheras, para matar un rratón rrompió el sielorraso de la enrramada rroja. Su amigo, RRafael Enrrike RRedondo, rremendó el rroto pero arriba kedó un parche rrosado, briyante, en el ke se rrefeja el agua del rrío'.
El glifo S-s (sa) cambia de nombre y asume las funciones de la abolida Z y gran parte de las que hacían las relegadas C y X. Se usa para formar todas las sílabas con sonidos sa, se, si, so, su, sión, sian, etc.; al final de plurales, de apellidos y de un sin número de palabras. Su funcionamiento es así: 'Se dise ke todas las normas tienen su eksepsión, pero ese manejo no tiene igual aplikasión en las rreglas del bokseo, kuyos tekstos disen ke, kon estrikta rrijidés, para ebitar rriesgos, en kada kaida se debe suspender el kombate i rrebisar el estado físiko del deportista derribado. Sin embargo, en las rreglas de las gerriyas, el kódigo del kombatiente dise ke se debe dar prioridad a las armas, es desir, está formalisado ke en los kombates es preferible ke se pierdan bidas en bes de armas. Según las eksplikasiones del kapatás Sésar Lopes Martínes, eso se debe a ke a la gerriya le rresulta mas barato rremplasar un ombre ke un fusil'.

El glifo T-t (te) no asume cambio.
El glifo Y-y (ye) funciona solo como consonante y forma las sílabas que se hacían con la abolida LL. Las funciones que prestaba la Y como vocal, las asume el glifo I-i. (i). Funciona así: 'Oi sí me boi en mi kabayo i, por si yuebe, para ke no se me bayan a mojar kon la yubia las kosas ke yebo, kreo ke es mejor yebarlas en una kaja seyada, junto kon el gayo i las gayetas de seboya. I tambien kiero yebar una tarraya i una boya kon su kabuya, por si algo faya'.



En sí el Método Práktiko es una aplicación para descomplicar las funciones y el uso de las letras, y un modelo que puede servir de guía para tecnificar todos los alfabetos. Es un método que no modifica el hablado del idioma al que se le aplica, su propósito o función es arreglar alfabetos y su fórmula consiste en abarcar todos los sonidos de un lenguaje, con el menor número posible de glifos, y, en su aplicación, a cada letra, además de un nombre diferente y adecuado, le asigna un sonido único y distinto al de las otras y con ello elimina la similitud de nombres y de sonidos en las letras y el uso de ortografía en las mismas, pero sin modificar pronunciación, significado de palabras, puntuación, uso de mayúsculas, gramática, acentuación, etc. Sin embargo, en el Idioma Español, por necesidades lógicas, hace algunos cambios en la tildación; por ejemplo, se tilda la palabra capataz (kapatás), y no llevan tilde las palabras como Pérez, López, Gómez, etc.(Peres, Lopes, Gomes, etc), ya que son manejadas igual a las palabras peras, lotes, gamas, etc.

Para entender las razones que ameritan la tecnificación del Alfabeto Español, y de todos los alfabetos, debemos admitir que las letras son los componentes o mecanismos del muy obsoleto software que usamos en la escritura y, como es obvio, en la lectura y en el manejo de los idiomas. Y, aunque idiomas y alfabetos sean dos cosas distintas, también hay que admitir que de lo práctico o complicado que sea el alfabeto (software de letras) que use un idioma; depende lo fácil o difícil del manejo de la escritura y, en general, del funcionamiento de ese lenguaje.

La escritura es una imitación, hecha con signos, de las palabras que hablamos. Pero en la forma usual es una imitación mal hecha, ya que cuando hablamos no necesitamos aplicar reglas de ortografía; la composición que hacemos en el diálogo aclara los significados de las palabras y evita confusiones por homofonía, regla esta que debería aplicarse en la escritura.

Es fácil tecnificar el Alfabeto Español, pero, por tener vicios ideosincráticos tan antiguos, es un poco lento que la gente acepte y se acostumbre a los cambios; es decir: por estar la gente sometida y acostumbrada al martirio de la ortografía, demora un poco que el público se acostumbre a esta descomplicada forma de usar las letras. Sin embargo, para acabar con el agobiante uso de ortografía de letras, se justifica de sobra la tecnificación del alfabeto. A continuación se hace una explicación de las razones por las que se debe minimizar el uso de las letras del Alfabeto Español que son relegadas en el Método Práktiko, para escribir técnicamente los sonidos del Idioma Español.

Sin lugar a dudas, la letra C es la que mas complicaciones genera en la escritura del Idioma Español. Y esta funcionaria hace surgir innumerables problemas porque carece de sonido estable y produce los tonos de otros glifos, inclusive, repetida tiene dos sonidos distintos; por ejemplo, en la palabra 'acción', ak-sión ac-ción. Pero lo mas absurdo y complicado de la C es que con algunas vocales suena como K y con otras como S o Z. Veamos las inconsistencias: casa, crema, clamor, coco, cuna (suena como K: kasa, krema, klamor, koko, kuna); cemento, civil, loción (suena como S o Z: semento, zemento, sivil, zivil, lozión, losión); dos C seguidas tienen sonidos distintos: sección, dirección (seksión, direksión), y por esas inconsistencias, el glifo C es la letra que mas dudas y/o fallas de ortografía genera en la escritura del español, pero, por similitudes de sonidos, también causan líos de ortografía los glifos B, G, J, H, LL, M, N, V, X, Y, Z, y de esos inconvenientes surge un flagelo en el manejo de la escritura que, para eliminarlo, amerita la tecnificacion de nuestro complicado alfabeto.
El segundo lugar en complicaciones, en la escritura del español, lo ocupa el glifo V, y se debe a que su sonido es similar al de la B, pero tiene un manejo caprichoso de ortografía; por ejemplo, para escribir 'estaba', del verbo estar, hay que usar la b (de burro) y en 'estuve', del mismo verbo, se debe usar la v (de vaca).
La letra G (gue) suena como J (ja) en las sílabas ge, gi, y por eso causa problemas ortográficos. Por ejemplo: 'la gente coge los guineos cuando surgen, porque yo los dejo germinar y no los cojo' (la jente koje los gineos kuando surjen, porke yo los dejo jerminar i no los kojo). Nótese que, con el Método Práktiko, la J (ja) y la G (gue) tienen sonidos diferentes y funcionan con sentido lógico: él koje, yo kojo; eya surjió, yo surjo (él coge, yo cojo; ella surgió, yo surjo) gato, gerra, gineo, goma, guija (gato, guerra, guineo, goma, güija). 
La letra Y suena como LL y, en muchos casos, funciona como la vocal i; por ejemplo: 'yo hoy no fui y ayer no pude llegar, porque el caballo se cayó, pero ya voy a llamar y ellos que se callen' (yo oi no fui i ayer no pude yegar, porke el kabayo se kayó, pero ya boi a yamar i eyos ke se kayen).

La letra X, en la escritura del español, es resonante. Por ejemplo, tóxico, taxi, boxeo: tók-si-ko, tak-si, bok-seo, y en algunas palabras suena como la C repetida. Por ejemplo: conexión, anexión; conección, anección (koneksión, aneksión).

La letra H, en el español no tiene sonido. Su uso, además de ser inútil, genera complicaciones de ortografía. La W casi no se usa, y la Q no causa problemas de ortografía, pero solo sirve para escribir las sílabas 'que', 'qui' (ke,ki), añadidas en el Método Práktiko a las funciones de la K.

Y, ¿por qué tecnificar o modernizar los alfabetos?

La razón para corregir los alfabetos surge del hecho de que fueron mal elaborados. Créase o no, lo cierto es que la ortografía (de letras) no es materia esencial de la escritura sino complicaciones que surgen porque los alfabetos fueron mal elaborados y/o por usos caprichosos en el manejo de las letras. 
Para dar un ejemplo de las dudas o complicaciones que se evitan con el Método Práktiko, por la exclusividad de sonidos de las letras, con este alfabeto solo hay una forma para escribir el enunciado: 'En Cartagena bebemos cerveza y comemos berenjena sazonada con cebolla cabezona' (En Kartajena bebemos serbesa i komemos berenjena sasonada kon seboya kabesona). Con este método no surgen dudas al escribir la anterior explicación, pero, en cambio, con el alfabeto español pueden surgir las dudas de si en vez de Cartagena se escribe Cartajena o Kartajena o Kartagena; si en vez de bebemos se escribe bevemos o vebemos o vevemos; si en vez de cerveza se escribe cerbeza o cerbesa o cervesa o serbeza o serbesa o servesa o serveza o zerveza o zerbeza o zerbesa; si en vez de comemos se escribe komemos; si en vez de berenjena se escribe berengena o verenjena o verengena; si en vez de sazonada se escribe sasonada o zazonada o zasonada; si en vez de cebolla se escribe cevolla o ceboya o cevoya sebolla o sevolla o seboya o sevoya o zebolla o zevolla o zeboya o zevoya; y si en vez de cabezona se escribe cabesona o cavezona o cavesona o kabezona o kavezona o kabesona etc. Vale aclarar que, con el Método Práktiko, 'Kartagena' se leería como 'Kartaguena' y no como Kartajena.

¿Qué se gana al corregir los alfabetos? 

La ganancia es enorme y perpetua. Los alfabetos quedaron mal elaborados cuando fueron aplicados y así continúan. Y, por eso, aprender a manejarlos es sumamente difícil. Tal como están, comparados con las demás cosas, los alfabetos aún funcionan como máquinas a vapor. En cuestiones humanas todo ha sido modernizado, menos el funcionamiento del sonido de las letras, inclusive, ni si quiera existe la profesión o especialización de arreglador de sonidos de alfabetos. En el Idioma Español, los académicos les han hecho reformas al modo de escribir de algunas palabras pero nunca se ha intentado el arreglo de sonido de un alfabeto.
Con la aplicación del Método Práktiko se tecnifica la escritura y eso es una enorme ventaja, pues, a la vez que se eliminan las complicaciones de ortografía, la tecnificación facilita el aprendizaje y el manejo del idioma. En la práctica, con la aplicación de este método,la mayor ventaja en la escritura del Idioma Español es que con este abecedario no surgen las muy constantes dudas que se presentan al escribir con el Alfabeto Español, acerca de si tales palabras deben escribirse con C, S o Z , ya que por estar desactivadas la C y la Z la única alternativa es usar S; y lo mismo ocurre con la B y la V; la LL y la Y, pero además, con el Método Práktiko, hay otros detalles que generan otras ventajas, como, por ejemplo, la eliminación de las letras cuando sobran, como ocurre con la c en las palabras 'piscina', 'consciente' (pisina, konsiente), o poder usar N o M cuando en alguna palabra el sonido de las dos letras sea similar, como es el caso de: tambor y tanbor.

¿Quiénes ganan si se le corrige el alfabeto a un idioma? 

Ganan los usuarios del idioma y también el lenguaje corregido, inclusive, lo mas seguro es que, internacionalmente, el primer idioma que oficialmente tecnifique su alfabeto, tome la delantera en su uso comercial y en aplicaciones de tecnología, como, por ejemplo, en la escritura sin teclado.
Hay una historia poco conocida de un cacique Zenú que, en la época de la colonización de América, por asuntos estratégicos decidió tecnificar el Alfabeto Español. Dice esa historia que el gran jefe pluma blanca Marimbo quería usar el Alfabeto Español como herramienta de guerra en contra de los invasores españoles, pero, al estudiarlo, desde su punto de vista, éste había sido mal elaborado y así era muy difícil aprender su manejo, por lo que discutió ese asunto con los líderes políticos y religiosos de su territorio y, luego de definir los cambios que se la debían hacer al abecedario, decidió y ordenó pagar con oro su arreglo. 

El gran jefe Marimbo convino con los gobernadores zenues y entre todos reunieron un tesoro para pagar el arreglo del Alfabeto Español, pero ese proyecto no se hizo realidad sino que, además de provocar dos masacres y la quema del primer pueblo que construyeron los españoles en la America continental, se convirtió en una historia de espanto y misterio que es contada en EL TESORO DE DOSBOKAS, una novela basada en hechos reales que ha sido considerada como 'buenísima'  o 'de película' por quienes la han leído, en la que se cuentan los detalles de ese asunto y la forma en que fueron asesinados los sacerdotes Dámaso y Sanapa, los dos sabios religiosos que habían recibido el tesoro para pagar el arreglo del alfabeto y, luego de sus muertes, los espíritus de ellos se quedaron cuidando el tesoro en un paraje llamado Dosbokas y, cuatro siglos después, los dos espíritus se hicieron amigos de un niño campesino que les permitía a las dos almas ingresar a su cuerpo y, poco a poco, el muchacho se convirtió en un individuo con tres espíritus independientes, siendo él una parte de la fuente de información en la que esta basada la novela, obra esta que se puede adquirir en Amazon.


Y, volviendo al asunto iniciado, se pueden ver los detalles de este alfabeto y/o aprender su uso, accediendo al formato de enseñanza, por medio de Internet o en la Página de este blog titulada MÉTODO PRÁKTIKO DE ALFABETO. Sin embargo, es entendible que muchos lectores tendrán dudas acerca de si será cierto que la mente se adapta con facilidad al uso del Método Práktiko, y de si con este abecedario será posible escribir cualquier cosa, como, por ejemplo, un libro. Para aclarar esas dudas, transcribí con Método Práktiko y en ese formato le regalé a la humanidad, EL MOLINO DE LA GENTE, una novela de mi autoría que es una obra de narrativa cruel, con un tema distinto al problema de los alfabetos y que no enseña el uso de este tecnicismo, pero que, escrita con este alfabeto, demuestra que con él podemos escribir cualquier cosa en idioma español. A quienes les interese este asunto o les guste la lectura, les propongo que se hagan el reto de leer y entender esta novela. Les adelanto que la obra en la medida que avanza su lectura, se pone mas y mas interesante y con cada pagina que leemos nos resulta mas fácil el entendimiento del Método Práktiko.

Hay que entender que, en sí, esta propuesta de eliminar la ortografía es solo una utopia. Y es obvio que, por iniciativa o voluntad propia, ni los miembros de la Real Academia ni ninguna otra autoridad idiomática le van a eliminar al Idioma Español el engorroso uso de ortografía; esa solución se lograría si la gente del común, que es la que sufre con ese flagelo, para acabar con la ortografía forzara la tecnificación del Alfabeto Español usando masivamente el Método Práktiko, y sería mucho más fácil lograrlo si los profesores colaboraran o fueran tolerantes con los estudiante en el uso de este método de escritura, y que las personas que sean partidarias del uso de ortografía, respetaran el deseo de quienes quieran eliminaría. Pero, para poder lograrlo, hay que tener en cuenta que es indispensable darle a este método un manejo correcto. Conviene  señalar que con el Método Práktiko no es válido escribir sílabas usando solo consonantes, es decir, por ningún motivo se puede escribir sin usar las vocales. Por ejemplo, hay que escribir kasa y no k s; rremedio en vez de rr m dio, etc.

Vale aclarar que llevo mas de 30 años analizando el funcionamiento de los alfabetos y que el resumen que puedo dar es que todos los que he investigado están mal elaborados y/o tienen manejos caprichosos en el uso de las letras. Y conviene añadir que los interesados en este asunto, pueden acceder gratis al formato del MÉTODO PRÁKTIKO DE ALFABETO y a la novela EL MOLINO DE LA GENTE, en las páginas de este blog.    

Nota: No es necesario que hagan comentarios insultantes, las personas que no estén de acuerdo con el uso de este Método ni con la eliminación de ortografía. Esta es una propuesta en ese sentido, pero no se pretende obligar o forzar su uso.
Imágenes:



No hay comentarios:

Publicar un comentario